Reseña Histórica

El 8 de Julio de 1953 un grupo de ex alumnos del Instituto Nacional de Sordomudos (actualmente Bartolomé Ayrolo) fundó una sociedad civil denominada Federación Deportiva Silenciosa Argentina. Los fines y propósitos de esta entidad eran exclusivamente deportivos, como propender y organizar el deporte entre los Sordomudos Argentinos.

Las personas que fueron denominadas “Grupo Fundador” son las siguientes: Teodoro Manzanedo, Esteban Ferrer, Eduardo Domínguez, Jacobo Matut, Alberto Martínez, Alfredo Costa, David Zeitune, Marta Cabrera de Domínguez, Hebe Bottaro, Lola Vera C. de Costa, Susana Ubergone, Jorge Page, y Francisco Martínez. El 23 de Julio, después de aprobar el acta de Fundación y el armado de los Estatutos, se constituye la primera Comisión Directiva provisoria, presidida por Teodoro Manzanedo, Vicepresidente Eduardo Domínguez y Secretario Esteban Ferrer, entre otros miembros.

Luego de varias gestiones, la FDSA se afilia a la Confederación Argentina de Deportes (CAD) y al Comité Olímpico Argentino (COA).

Las primeras afiliaciones que recibió la FDSA fueron: Club Social y Deportivo de Sordomudos “Gral. San Martín” (actualmente Unión Argentina de Sordomudos), Círculo Silencioso Argentino, y Centro de ex alumnos Sordomudos Ciudad. Eva Perón (ex La Plata). El 14 de Noviembre del mismo año se hizo la 1ª Asamblea en la cual se eligió a los integrantes de la primera Comisión Directiva oficial. Fue designado presidente T. Manzanedo con Eduardo Domínguez como vice-presidente y Pablo A. Martínez en el cargo de secretario.
El 20 de Abril de 1954 solicita afiliación a la CISS (Comité Internacional de Deportes de Sordos). El 30 de Abril de 1954 se realizó una Asamblea Extraordinaria donde se oficializaron los Estatutos de FDSA y se aprobó el ingreso al CISS.

Al no tener sede propia, los miembros de la Comisión Directiva se reunían en distintos lugares como el Instituto Nacional de Sordomudos, Club Social Cultural y Deportivo de Sordomudos “Gral. San Martín”, Confederación Argentina de Deportes, Tiro Federal Argentino, Asociación de Sordomudos de Ayuda Mutua y otros.

Se hicieron los primeros Juegos Deportivos Silenciosos Argentinos en Buenos Aires el día 30 de Septiembre de 1954. Las disciplinas deportivas fueron: Fútbol, Básquetbol, Natación, Tenis y Ciclismo.
En un Congreso realizado por CISS en 1955 en Oberammergau (Alemania), anunciaron que Argentina fue el primer país de toda América del Sur que se afilió a la CISS.

Del 23 al 26 de Octubre de 1958, se realizaron los primeros Juegos Deportivos Silenciosos Latinoamericanos y participaron Argentina, Chile y Uruguay. Las disciplinas fueron Fútbol, Vóley Femenino, Básquet, Ajedrez y Tiro.
En 1959, la FDSA gestiona su Personería Jurídica. En Abril de 1960, la FDSA se hizo miembro Ordinario de la CAS.

Siguieron los Juegos Deportivos Silenciosos Latinoamericanos en Uruguay (1961), Chile (1963), Brasil (1967) y Argentina (1971).
En 1978 se vivió una situación política y deportiva muy crítica tanto para la comunidad Sorda Argentina, las autoridades gubernamentales, el público en general, las Instituciones Silenciosas del país y del exterior. Este contexto también perturbó a la CISS.

En 1979, con una nueva Comisión Directiva presidida por Roberto  González, se trató de salvar la imagen de la FDSA concediendo una amnistía a todos los involucrados por los problemas pasados y buscando la unión de los deportistas argentinos en pro de la jerarquización de la FDSA y de todas las instituciones silenciosas.

CISS solicitaba un plazo para regularizar la situación institucional argentina ante la existencia de dos Federaciones nacionales, de lo contrario, Argentina sería expulsada. Como la situación no se resolvió, la FDSA fue desafiliada en 1977. La última participación olímpica argentina fue en Bucarest (Rumania) y estaríamos fuera de competencia durante veinte años.

Las Asociaciones de Sordos decidieron apoyar  a la FDSA con la condición de que obtuviera la Personería Jurídica. Para eso, la federación debería contar con un cierto número de asociaciones afiliadas.

Finalmente, el 8 de Julio de 1983, se crea la Federación Deportiva Silenciosa Argentina (FDSA).

El 3 de Septiembre de 1984, no fue otorgada la Personería Jurídica ya que existía otra federación con el mismo nombre.

Por lo tanto, la nueva denominación fue “Federación Polideportiva Argentina de  Sordos” (FEPASOR) y, de ese modo, se obtuvo
la Personería Jurídica en Noviembre de 1985.

En Diciembre de 1986 se realizó la última Asamblea  de la ex FEPASOR. Mientras tanto, apareció un grupo opositor a la política de la FDSA, encabezada por Eduardo Domínguez, con el propósito de crear un organismo independiente, empezando con establecimiento, en 1979, de las siguientes federaciones reconocidas por las entidades sordas para avalar su nueva existencia institucional:
1. Federación Argentina de Voleibol de Sordos
2. Federación Argentina  de Básquetbol Silencioso
3. Federación  Argentina de Fútbol Silencioso
Y, en 1994, fue incorporada la Federación Argentina de Artes Marciales de Sordos.

La oposición realizaba actividades deportivas con las nuevas federaciones demostrando un renovado perfil con el correr del tiempo.

Para completar la pirámide institucional, con la consolidación de las entidades de Primer. Grado que son las instituciones sordas de todo el país, siguiendo con las federaciones deportivas que son entidades de Segundo Grado, hacía falta crear una Confederación Deportiva (entidad de Tercer Grado) para estar abocada al trabajo de las cualidades físicas, técnicas y psicológicas de los deportistas con el objeto de participar en eventos internacionales.

El 12 de enero de 1980, se creó la Confederación Argentina  Deportiva de Sordos (CADES) presidida por Eduardo Domínguez Nimo, con Francisco Tembras (secretario), Alicia Libonatti (tesorera) y Alfredo Costa (fiscal).

En 1993, CADES  solicita la re afiliación a CISS con las documentaciones solicitadas y, en el Congreso Mundial de Sofía(Bulgaria) se aprobó permitiendo volver a la participación olímpica en Copenhague (Dinamarca) en 1977.